SINDICALISTAS

13-03-18

UOCRA negó que el ataque a balazos contra dos de sus miembros responda a una pelea sindical

Vergara: "No hay vinculación. Yo no atribuyo a nada ni nadie. Es un hecho de inseguridad más", sostuvo sobre las motivaciones de la balacera.

El titular de la UOCRA-Rosario e interventor en la seccional de La Plata, Carlos Vergara, negó hoy que el ataque a balazos perpetrado ayer en Santa Fe contra dos afiliados este vinculado a una “interna sindical” y pidió “justicia caiga quien caiga”.

Ayer a la madrugada en la localidad santafesina de Puerto General San Martín, situada a 27 kilómetros al norte, Juan Herminio Garcilazo (44) y Julio Galván (53) fueron atacados a balazos por dos hombres que luego fueron detenidos.

Garcilazo murió en el acto tras recibir múltiples impactos de bala y Galván quien resultó malherido, permanecía hoy internado “estable” en el hospital zonal Eva Perón de la localidad de Granadero Baigorria, según fuentes de esa institución.

Ambas víctimas eran miembros activos de la UOCRA. El fallecido era constructor y se desempeñaba en la empresa Emico con planta en la localidad de Timbúes.

En tanto, Julio Galván en los últimos meses se desempeñaba como colaborador de Vergara, Secretario General del gremio, en su gestión como interventor en la seccional de La Plata, luego de que su titular -Juan Pablo “Pata” Medina- fuera encarcelado acusado de corrupción sindical.

A raíz del episodio que conmocionó a ese sindicato, en declaraciones, Vergara descartó que el ataque este vinculado a una “interna sindical”.

“No hay vinculación. Yo no atribuyo a nada ni nadie. Es un hecho de inseguridad más”, sostuvo sobre las motivaciones de la balacera.

Vergara, quien arribó ayer a Rosario desde La Plata, contó que visitó en el centro asistencial a su colaborador, “pude hablar con él, está estable y él tampoco lo cree”, dijo sobre la posibilidad de una pelea interna.

“Para nosotros es un hecho de inseguridad terrible y le pedimos a la justicia que ponga lo que corresponda para hacer justicia caiga quien caiga”, señaló.

Si bien la justicia de la localidad de San Lorenzo -a cargo de la investigación- no descarta ninguna hipótesis, la posibilidad de un “robo” aparece como la más débil debido a que las víctimas tenían en su poder todas sus pertenencias, señalaron a Télam voceros vinculados al caso.

Tras el episodio, fueron detenidos dos hombres identificados como Diego M. de 35 años y Axel S. de 23, sospechados de ser los autores materiales del ataque.

Ambos con frondosos antecedentes penales tienen domicilio en el barrio La Tablada, ubicado en la zona sur de Rosario, consignaron las fuentes.

Al momento de ser apresados ambos portaban dos armas de fuego que fueron secuestradas; una pistola marca Taurus con un cargador de 17 balas que contenía cuatro cartuchos intactos, la otra marca Browning, calibre 9 milímetros plateada con la numeración suprimida y ocho balas en el cargador.

Ambas armas serán peritadas y cotejadas con las vainas servidas secuestradas en la escena del crimen para ser incorporadas a la causa.

Según lo adelantado a Télam por el Ministerio Público de la Acusación, el fiscal de la causa, Leandro Lucente, planea imputar a los detenidos por homicidio e intento de homicidio en una audiencia convocada para este jueves.