POR GASTÓN ROMA

28-02-18

Una base logística en Ushuaia permitirá competir para ofrecer servicios por us$ 60 millones anuales

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, confirmó esta semana que el Gobierno está trabajando en un proyecto para construir una base logística en Ushuaia a fines de apoyar las actividades marítima comercial y en las bases antárticas, una iniciativa surgida en 2016 de un proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados de la Nación. 

Con este proyecto se pone la mira en un mercado de servicios para 28 países que alcanza a los US$ 60 millones anuales.

La inversión de US$ 500 millones en una primera etapa no contempla la construcción de viviendas e infraestructura necesaria para desarrollar las viviendas de los militares que allí se establecerían. De ser así, esta cifra rondaría los US$ 800 millones.

Ushuaia está capacitada y en óptimas condiciones de convertirse, debido a su proximidad geográfica, en la puerta de acceso natural a la región antártica, adquiriendo de esta manera un rol de liderazgo internacional en la materia.

A través de la infraestructura adecuada, esta base logística podrá posibilitar el despliegue de los medios necesarios para el control de los espacios marítimos adyacentes (insulares y antárticos) contribuyendo decisivamente en el desarrollo y el crecimiento de la Patagonia austral, sumado a la creación de nuevas actividades productivas y de servicios complementarios a la misma, los que facilitarían la reconversión y la diversificación de la economía fueguina.

Además de las virtudes antes mencionadas se deben sumar la generación de empleo genuino, cuya contraparte se expresa en un fuerte efecto geopolítico al arraigar población estable y permitiendo a las nuevas generaciones proyectar un futuro certero, en base a una economía provincial sustentable y sostenible en el tiempo.

Esta iniciativa permitirá contribuir activamente en el desarrollo de las potencialidades portuarias y logísticas, que tienen como principal objetivo satisfacer las necesidades de logística antártica propia y de terceros países que operen en el continente blanco.

La creación de una Base Naval Integrada y un Polo Logístico Antártico Internacional en la provincia de Tierra del Fuego, se materializaría utilizando los terrenos próximos al Aeropuerto Internacional Malvinas Argentinas, que opera en la ciudad de Ushuaia.

Se estará en capacidad de asistir a las naciones que realizan actividades de investigación científica, logísticas y turísticas en la región antártica, brindando los servicios necesarios para sus respectivos objetivos.
En la Argentina, como en la mayor parte de los países con intereses en la Antártida, las Fuerzas Armadas realizan funciones logísticas, como el abastecimiento y el traslado del personal.

El Ministerio de Defensa, a través del Comando Operacional Conjunto de las Fuerzas Armadas, dependiente del Estado Mayor Conjunto, pone a disposición los medios y los recursos humanos necesarios a fin de llevar a cabo el sostén logístico de las actividades científicas para que éstas puedan realizarse bajo las condiciones climáticas que imperan en la región.

No sólo se beneficiará la ciudad de Ushuaia, sino que la provincia de Tierra del Fuego se consolidará como plataforma operativa, logística, académica, científica, educativa para la comunidad antártica y contribuirá de manera efectiva a la facilitación de los objetivos provinciales, nacionales y al Sistema Antártico Internacional, cumpliendo al mismo tiempo con las responsabilidades asumidas por el Estado ante organismos internacionales en relación al SAR (Sistema de Búsqueda y Rescate).
Además, permitirá constituir un polo de desarrollo económico-productivo que logrará mayores beneficios socio-económicos brindando bienes y servicios altamente especializados con la participación activa de los habitantes de la región.
Con la infraestructura apropiada, Argentina puede ofrecer servicios para el desarrollo de las campañas nacionales antárticas y de terceros países que tienen operaciones regulares en la región, de los cual derivan una serie de beneficios conexos tales como incremento turístico, actividades económicas de pesca y mayor intercambio comercial debido a las ventajas competitivas generadas.

La Base Naval y el Polo Logístico Antártico se convertirían así en un verdadero centro de desarrollo.

La ubicación estratégica de esta obra permitirá la constante interacción entre el aeropuerto y el puerto, pudiendo complementarse así recursos y servicios logísticos para buques, aviones, y helicópteros entre otros.
La cercanía hacia el territorio antártico podrá convertir a Ushuaia en base estratégica. Se podrá dar soporte al aprovisionamiento de insumos, víveres, combustibles y lubricantes, no sólo para los 28 países que integran la comunidad antártica, sino también para embarcaciones vinculadas a la pesca y al transporte marítimo internacional.

De concretarse este proyecto estaríamos explotando las potencialidades que presenta la ciudad de Ushuaia tanto en materia de recursos humanos como de posición geopolítica.

La vecina ciudad de Punta Arenas (Chile) cuenta con un desarrollo donde operan 19 programas antárticos nacionales (entre ellos, los más importantes del mundo) en tanto que en Ushuaia los hacen solamente un par de programas y en forma parcial lo que relega a nuestro país a una participación irrelevante en materia de posicionamiento como plataforma operativa y logística.

Ushuaia presenta mayor competitividad respecto a Punta Arenas por su ubicación más próxima al territorio antártico. La diferencia sustancial radica en que Chile tiene previsto invertir más de US$ 65 millones hasta el año 2020 mientras que en nuestro país aún no le hemos otorgado la relevancia suficiente que esta materia amerita.