INDIA

18-12-18

Un leopardo se metió en una casa y devoró a un nene de tres años

El pequeño Wasim Akram estaba en la cocina con su madre cuando el animal se metió en la casa, agarró al chiquito entre sus fauces y se lo llevó al bosque.

La policía india entregó a sus padres el cuerpo semidevorado de un nene de tres años este martes en el norte de la India. El chiquito fue víctima del feroz ataque de un leopardo, el tercero en pocos días en el país. La semana pasada, un monje budista fue atacado por un felino cuando fue a meditar a un bosque del estado de Maharashtra.

 

El pequeño Wasim Akram estaba en la cocina con su madre cuando el animal se metió en la casa, agarró al chiquito entre sus fauces y se lo llevó al bosque. Sus restos fueron encontrados luego por los guardabosques. Faltaba la cabeza.

 

Las autoridades de Jammu y Cachemira solicitaron al gobierno federal la autorización para abatir al animal, que ya había causado dos víctimas más en la misma región, entre ellos un nene de ocho años el 7 de diciembre.

Los guardabosques rastrearon la zona y lograron localizar al animal, pero “no pudieron capturarlo”, indicó uno de los guardias, Tahir Ahmad Shawl, a la agencia de noticias AFP.

Los servicios de protección de la naturaleza pidieron prudencia a los habitantes de la región. “Es una zona boscosa, los hombres invadieron el hábitat de estos animales y no al revés. Es por eso que suceden este tipo de incidentes”, añadió.

 

Según las estimaciones oficiales, hay entre 12.000 y 14.000 leopardos en la India. Unos 431 de ellos fueron abatidos en 2017, según las cifras del gobierno, la mayoría por cazadores que buscaban su piel o partes de su cuerpo.