210° ANIVERSARIO

25-05-20

Felipe Pigna: “La Revolución es un sueño eterno”

Es la fecha fundacional del país, el inicio de un proceso que culminará con una serie de trasformaciones sociales, económicas y políticas y a partir de allí la constitución de un nuevo estado, la génesis de la República Argentina.

El historiador Felipe Pigna expresó, en diálogo con Ahora FM, que “la revolución es un sueño eterno ya que en Argentina lo fue, hubo muchas idas y vueltas a lo largo de dos siglos, ya 210 años de esa revolución que comenzó con mucho ímpetu, tuvo la llegada de San Martín, que dinamizó extraordinariamente la revolución, la presencia de Belgrano en el norte, las mujeres, como Juana Azurduy, tanta gente interesante, y también tuvo sus traidores”.

El escritor consideró que lo clave para declarar la revolución fue la decisión del pueblo que “estaba representado, de alguna manera, en las milicias que comprendían el 70 por ciento de la población masculina alistada”, y la intimación del comandante al Virrey Cisneros para que éste renuncie y convoque a un cabildo.  “Fue una clara demostración de fuerza para lo cual no tenían como contrarrestarla los españoles, fue lo que decidió la retirada de Cisneros quien había organizado una contrarrevolución”, remarcó”.

Pigna destaca la figura del Dr. Juan José Castelli especialmente en la semana de mayo, porque fue el elegido por los revolucionarios para llevar adelante la propuesta patriota, la destitución del virrey, y fue quien en el cabildo del 22 de mayo enfrentó al obispo Lué. Según éste, “mientras exista un español en América, los americanos como seres inferiores le debían obediencia”. Ante esto el abogado sostuvo que se debía asumir la soberanía con el viejo concepto de los jesuitas, luego de Rousseau, de la soberanía popular, que la soberanía vuelve al pueblo cuando hay una crisis, cuando el rey no puede gobernar o el rey está preso como en el caso de España y hay un usurpador como era José Bonaparte. De esta manera contrarrestó aquél discurso. “Castelli es fundamental en la Revolución de Mayo”, enfatizó el historiador.

 

Diferentes posturas

Respecto a las diferencias, el escritor sostuvo que no adhiere al concepto de “grieta”, porque “parece algo insalvable”, pero afirmó que “las antinomias arrancan claramente durante la colonia, algunos defendían  el estado colonial, otros  querían una patria libre. También, dentro de la junta, estaba  la oposición  entre Moreno y Saavedra, entre conservadores y revolucionarios, los que querían un cambio parcial, más de gobierno que de contenido y aquellos que querían hacer una revolución, sería el caso de Moreno, de Belgrano, de Castelli”.

Del impuesto a la riqueza y la historia      

Por otra parte, el escritor también se refirió a los antecedentes del impuesto a la riqueza y recordó que cuando San Martin era gobernador de Cuyo, y organizaba el Ejército de los Andes, el gobierno de Buenos Aires le cortó los víveres, entonces “él pide en principio una contribución voluntaria y cuando evidentemente no tiene ninguna respuesta, aplica un impuesto a las grandes fortunas, a los conventos y a las órdenes religiosas porque eran dueñas de esclavos y el necesitaba hombres para el Ejército de los Andes”.