SALUD

10-09-19

Promueven la detección temprana de la Distrofia Muscular de Duchenne

El diagnóstico temprano es primordial para posibilitar que el niño acceda lo antes posible a los protocolos de cuidado y tratamiento disponible. Si bien no hay una cura para la DMD, existen terapias que pueden reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes estén afectados.

El Ministerio de Salud, en conmemoración del Día Mundial de Concientización de la Distrofia Muscular de Duchenne (DMD), insta a los equipos de salud a fortalecer la detección temprana de esta enfermedad considerada poco frecuente, con motivo de brindar un tratamiento integral que requiere de una alimentación adecuada, rehabilitaciones y valoraciones periódicas de las funciones musculares, respiratorias y cardíacas.

La Distrofia Muscular de Duchenne es una enfermedad genética hereditaria caracterizada por la debilidad muscular progresiva que, generalmente, se manifiesta en los niños varones. Los síntomas incluyen caídas frecuentes, dificultad para levantarse o correr, marcha de pato, gran tamaño de las pantorrillas y trastornos del aprendizaje.

Se estima que la DMD afecta a 1 de cada 3.500 nacidos varones. Según proyecciones brindadas por la Asociación de Distrofia Muscular, cada año se detectan 20 mil casos nuevos y unos 250.000 niños tienen esta distrofia en todo el mundo.