PERÚ

20-03-20

Primer muerto en Perú por el coronavirus

El gobierno de Perú confirmó hoy la primera muerte en el país por el coronavirus Covid-19, durante la jornada en la que comenzó a regir el toque de queda ordenado por el presidente Martón Vizcarra para minimizar la propagación de la enfermedad.

El ministerio de Salud consignó que “se trata de un varón de 78 años con antecedentes de hipertensión arterial, que ingresó a la unidad de cuidados intensivos del Hospital de la Fuerza Aérea del Perú el martes 17 de marzo, por presentar insuficiencia respiratoria severa, falleciendo hoy a las 15 horas”, reprodujo la agencia de noticias estatal Andina. Al mediodía, Vizcarra había señalado que a la fecha se incrementó a 234 la cantidad de personas contagiadas con el coronavirus, de las cuales 19 se encontraban hospitalizadas y siete en cuidados intensivos con respirador mecánico.

La noticia coincidió con la primera jornada de toque de queda, en la que las fuerzas de seguridad detuvieron a 152 personas en Lima y el Callao por desobedecer la cuarentena obligatoria. También fueron detenidos 69 vehículos particulares que se desplazaban por las calles pese a la prohibición, declaró a la emisora RPP Noticias el comandante general de la Policía Nacional del Perú (PNP), José Luis Lavalle.

Los ministerios de Defensa y del Interior difundieron anoche todas las restricciones sobre la movilidad de las personas, tras publicarse la orden de inmovilidad total desde las 20 hasta las 5 horas y la prohibición total para la circulación de vehículos particulares, para frenan el avance del brote de la pandemia en Perú. Ya el lunes pasado, el gobierno peruano ordenó dos semanas de inmovilización ciudadana.

El jefe de región policial Lima, Herbert Ramos, agregó que durante las horas de inmovilización social obligatoria, se intervino a un total de 900 personas en Lima, de las que se arrestó a los que no pudieron justificar su presencia en las calles, informó la agencia de noticias EFE. Vizcarra explicó que esta medida se ha tomado porque entre los nuevos enfermos “hay jóvenes que se han infectado porque salían en horas nocturnas a eventos sociales, en vez de respetar el estado de emergencia” decretado desde el lunes.

Agregó que las autoridades también habían constatado “de manera significativa la movilización de vehículos particulares”, lo que rompía el objetivo de la inmovilización ciudadana y el aislamiento social. Los detenidos serán liberados después de 24 horas tras la intervención del Ministerio Público, pero si esas personas son nuevamente arrestadas en las calles en horarios prohibidos podrán ser procesadas penalmente, agregó Lavalle.

A los conductores detenidos se les retuvo la tarjeta de propiedad, la licencia de conducir y se les aplicó una multa de 6.300 soles (unos 1.800 dólares). El jefe policial anunció que las autoridades estudian implementar una “acreditación corporativa” para las personas que sí pueden circular durante la inmovilización social obligatoria. Reiteró que las autoridades garantizan el abastecimiento de productos en las ciudades, por lo que los ciudadanos deben comprar sus alimentos y otros productos de primera necesidad en los mercados cercanos a sus viviendas.

En Lima, desde las 5 de hoy se formaron grandes colas de trabajadores con oficios habilitados para movilizarse que intentaban usar el transporte público para ir a sus oficinas. El sistema de transporte público recortó sus horarios de servicio para adecuarse al toque de queda. A primera hora de la mañana, se presentó la mayor movilización de vehículos habilitados para circular.

La policía supervisó que los transportistas cuenten con documentos reglamentarios, usen mascarillas y cuenten con alcohol en gel para entregar a sus pasajeros. Además, durante la madrugada, patrullas de militares y policías se desplazaron por toda la ciudad y pidieron documentos a las personas que abandonaban sus hogares por cualquier motivo.