NUEVA ZELANDA-ELECCIONES

16-10-20

Nueva Zelanda vota en unas elecciones en las que se espera que la actual líder renueve su mandato

Más de 4,9 millones de neozelandeses están llamados a las urnas este sábado en unas elecciones legislativas en las que la actual primera ministra, Jacinda Ardern, parte como favorita para conseguir la que sería su primera victoria en las urnas tras llegar al poder en 2017 gracias a un pacto de coalición.

Clara favorita en las encuestas para hacerse con un segundo mandato de tres años, la líder del Partido Laborista llega a la cita electoral con el aval de su gestión de la pandemia de coronavirus (con menos de 2.000 contagios en todo el país) y tras haber dejado claro que no contempla otro escenario que no sea la victoria. En el último debate ‘cara a cara’ con su principal rival, la líder del Partido Nacional, Judith Collins, Ardern no dudó a la hora de contestar a la moderadora con un rotundo “no” cuando le preguntó si seguirá como líder laborista si pierde las elecciones.

“Esa será seguramente mi opción. Nuestro plan es triunfar en la noche electoral”, aseguró la primera ministra, diferenciándose de la candidata del Partido Nacionalista, que apuesta por seguir al frente de su formación y como jefa de la oposición si pierde en las urnas. La última encuesta publicada ayer, realizada por la consultora Newshub Reid Research, sitúa al Partido Laborista de Ardern como claro favorito para ganar los comicios con el 45,8 % de intención de voto, muy por delante del Partido Nacional, que se queda con un 31,1 % de respaldo.

Nueva Zelanda Primero, el socio populista y nacionalista que junto al Partido Verde llevó a Ardern y a los laboristas al poder en 2017, se quedaría con un 3,5 % de respaldo y podría llegar a quedarse sin representación parlamentaria, según recogió la agencia de noticias Europa Press. En la última semana, la carismática líder laborista hizo campaña con paseos con ciudadanos, a los que convocó a concederle en las urnas un mandato sólido tras subrayar su gestión frente a la pandemia de coronavirus, que dejó un balance de menos de 2.000 personas contagiadas y 25 muertos.

La líder de los Nacionalistas, por su parte, llamó a los votantes conservadores a no dividir el voto apoyando a las otras dos formaciones neozelandesas de esta tendencia, el partido ACT y Nueva Zelanda Primero. Además, convocó a las urnas a los “neozelandeses callados” para lograr así una victoria, recordando el mensaje del primer ministro australiano, Scott Morrison, quien ganó desafiando a las encuestas en los últimos comicios y aseguró que lo logró por el respaldo de los “australianos callados”.

La jornada electoral empieza el sábado a las 9 y concluye a las 19, informó la Comisión Electoral y precisó que alrededor de 1.5 millones de personas ya emitieron su voto de forma anticipada. Además de decidir si quieren que Jacinda Ardern siga o no al frente de Gobierno, los neozelandeses se pronunciarán sobre dos temas sometidos a referéndum no vinculante: la eutanasia y la legalización de la venta, el consumo y el cultivo de marihuana.

“Para muchos electores, todo se reduce a Ardern”, explicó a la agencia Bloomberg el analista político de la Universidad Victoria de Wellington. “Su liderazgo durante la crisis llevó a lo que estamos viendo, que es un triunfo aplastante para los laboristas”, concluyó.