SEGURIDAD

04-06-20

Morales encabeza operativo de control fronterizo

Con el propósito de concientizar y sensibilizar sobre la necesidad de extremar esfuerzos para evitar el paso de ciudadanos bolivianos por lugares indebidos, poner freno a casos importados, impedir la propagación del coronavirus y prevenir la circulación comunitaria, se desarrolla un amplio operativo de control en la zona de frontera norte.

El procedimiento es encabezado por el gobernador Gerardo Morales, quien en una primera etapa recorrió Ciénaga de Paicone, San Juan y Oros, Santa Catalina, Piscuno y Casira. “Es necesario que todos extrememos esfuerzos para mantener la frontera norte cerrada”, afirmó. Cabe señalar, que dichas localidades son considerablemente cercanas a comunidades de Bolivia, inclusive hay habitantes que guardan relación familiar de uno y otro lado de la frontera.

Acompañan al mandatario, el ministro de Seguridad, Ekel Meyer; su par de Salud, Gustavo Bouhid; el jefe de Policía de la Provincia, Juan Segovia; la rectora del Instituto Superior de Seguridad Pública, Carolina Calvó; el secretario de Relaciones con la Comunidad, Guillermo Corro; el titular de la Agencia de Delitos Complejos, Luis Martín; el comisionado municipal de Cusi, Porfidio Flores; y el comunero Mario Licantica. A ellos se sumaron el director de ENACOM, Miguel Ángel Giubergia; Alejandro Nieva, auditor general de la Nación; el coordinador del COE, Omar Gutiérrez; el secretario de Salud, Pablo Jure; el secretario de Turismo, Sergio Valdecantos; y el jefe del RIM 20, Hernán Aoki. La comitiva fue recibida por gran cantidad de vecinos, quienes ofrecieron un desayuno.

 

Responsabilidad de los jujeños

En Ciénaga de Paicone, se analizó la situación de 12 argentinos que se encuentran en la localidad vecina de Río Mojón (Bolivia), donde están haciendo cuarentena y necesitan regresar a Jujuy. Allí también se integraron personas de Misa Rumi. Es oportuno resaltar, que ningún boliviano puede cruzar al país a través de esas localidades, ya que ninguna de ellas cuenta con paso aduanero y, por lo tanto, no disponen de puntos de control. Para ingresar, deben hacerlo por Villazón, lo cual fue debidamente informado para que sean los mismos jujeños los que ejerzan el control en la zona.

Morales expresó que “este tipo de operativo es más que necesario en el marco del plan Fronteras Sanitarias Seguras” y añadió que “en La Quiaca hay 10 camas para pacientes de coronavirus y 5 en Suques, cantidad insuficiente para atender la demanda de los ciudadanos bolivianos que vienen en busca de servicios de salud”. Además, exteriorizó su reconocimiento a la organización de cada comunidad que, inclusive, disponen de sus respectivos COE.

Hizo referencia a la compleja situación sanitaria y epidemiológica instalada en Chile y Bolivia, lo que “patentiza la importancia de mantener seguras las fronteras”, sostuvo y remarcó que “cada vecino tiene una gran responsabilidad”. Se planteó la posibilidad de diagramar un operativo de abastecimiento de mercadería, puesto que muchas familias consiguen alimentos en Bolivia. En este sentido, no se descarta la opción de disponer de un camión único y establecer una estación de transferencia de cargas.

En cuanto a los ciudadanos con doble nacionalidad, se puso en claro que deben quedarse donde tengan domicilio. Otro concepto planteado, es que la presencia policial debe ser de perfil disuasorio con soporte logístico del Ejército Argentino. El gobernador anticipó que para la zona de frontera se dispondrá de 200 efectivos policiales más. Meyer, a su turno, instó a las comunidades a denunciar el ingreso de toda persona por cualquiera de los pasos no autorizados.

Se estableció que, ante un caso sospechoso de coronavirus, se activará el protocolo y la persona será trasladada al hospital de La Quiaca, donde se efectuará el correspondiente test PCR. Bouhid, en tanto, encabezó un espacio informativo en los que se abordó las vías de transmisión del coronavirus, como así también las formas de evitarlo. Gutiérrez, dirigiéndose a los vecinos, subrayó que “ustedes son Jujuy, son nuestra gente, por eso venimos a reunirnos y definir sus necesidades, ya que además Jujuy los necesita”.

 

En San Juan y Oros

Seguidamente, la comitiva se trasladó a San Juan y Oros, donde se visitó la escuela albergue del lugar. También se hizo una visita al puesto de salud para relevar necesidades, verificar capacidades funcionales y repasar protocolos de bioseguridad.

 

Salud, seguridad ingresos

Con posterioridad, autoridades y funcionarios llegaron a Santa Catalina donde mantuvieron una reunión con el COE local y con la presencia del comisionado municipal, René Villatarco. En este contexto, se abordó el escenario sanitario y los recursos disponibles para cuidar la salud de la gente, además de tratar la distribución de agentes de Policía Comunitaria. Amplios pasajes del encuentro fueron dedicados a abordar el criterio de ingreso de personas desde Bolivia a Argentina.

Tras almorzar en Santa Catalina, la comitiva se hizo presente en Piscuno, donde Morales izó la Bandera Nacional y la Wiphala, junto a efectivos policiales del CEOP y otros cuerpos de seguridad provinciales apostados en dicha localidad. También estuvieron en Casira para celebrar un encuentro con representantes de la comunidad y tratar temas de agenda, en particular aquellos vinculados a la lucha contra la pandemia.

En cada comunidad, los pobladores expresaron su agradecimiento Morales por la firmeza evidenciada en la implementación de políticas de bioseguridad, al tiempo que manifestaron su satisfacción por los operativos de control. Cada localidad recorrida recibió gratuitamente las hojas de coca que tramitó el gobernador Morales ante la Justicia Federal. Este tema resulta no menor, puesto que los recientes viajes de jujeños a Bolivia se debieron a la necesidad de conseguir este cultivo. Las actividades continuarán hoy jueves 4, en La Quiaca, Yavi Chico, Yavi y Larcas.