CHINA

05-02-20

La OMS consideró prioritario contener el coronavirus en China para detener su propagación

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó hoy que lo prioritario es contener el coronavirus en China, enfermedad que causó 425 muertes e infectó a más de 20.400 personas, para que la propagación fuera de este país sea “mínima, lenta y controlable”.

“Si invertimos en luchar en el epicentro, en el origen, entonces la propagación a otros países será mínima y también lenta. Así lo que salga también podrá ser controlado fácilmente”, recalcó Tedros. La OMS declaró el 30 de enero pasado la emergencia sanitaria internacional por el brote de coronavirus que se inició en la ciudad china de Wuhan. Sin embargo, Tedros sostuvo que los 151 casos confirmados hasta el momento en 23 países “en realidad es una cifra pequeña” ya que el conteo “se está ralentizando”.

Otro aspecto en el que insistió el director de la OMS en su discurso, brindado en Brasil, fue en la urgencia de luchar contra la desinformación y los rumores, para lo cual la primera medida concreta fue trabajar con Google con el fin de garantizar que cuando sus usuarios buscan información sobre el coronavirus, la de la OMS sea la primera que aparezca. Indicó que otras redes sociales como Twitter, Facebook, Tencent y Tiktok adoptaron acciones similares.

Para contener la expansión del brote del nuevo coronavirus, los Emiratos Árabes Unidos, Turquía y el grupo Lufthansa suspendieron vuelos hacia China, mientras continúan las repatriaciones de ciudadanos de la Unión Europea, a la vez que el gobierno local inauguró en la ciudad de Wuhan un hospital que construyó en 10 días para tratar a los afectados. Las autoridades de Emiratos, donde se detectaron cinco casos, decidieron cancelar todos los vuelos hacia y procedentes de China, excepto a Pekín.

El aeropuerto de Dubái recibió el año pasado un total de 3,7 millones de visitantes chinos. En Europa, hasta el momento, un total de 447 personas fueron repatriadas de Wuhan gracias a los esfuerzos de la Unión Europea junto a los países miembros, informó la agencia DPA. Del mismo modo, Bruselas informó que ayudó a movilizar 12 toneladas de material sanitario que ya se encuentra camino a China. El Vaticano, por su parte, envió a China “cientos de miles” de mascarillas para distribuir entre la población y contribuir así a “limitar la propagación” del coronavirus de Wuhan.

Además de la inauguración del hospital de Huoshenshan, un grupo de investigadores anunció que pondrá en práctica a partir de hoy un ensayo clínico con un medicamento denominado Remdesivi que mostró cierta efectividad contra el coronavirus en un paciente infectado en Estados Unidos. El ministro de Sanidad turco, Fahretín Koca comunicó la suspensión de todos los vuelos desde China hasta finales de febrero y agregó que todos los pasajeros que lleguen de países asiáticos como Corea del Sur, Japón, Malasia, Singapur y Tailandia serán sometidos a pruebas con cámaras térmicas a su llegada a aeropuertos turcos.

Asimismo, Lufthansa también tomó medidas al respecto y prolongó hoy la cancelación de sus vuelos a Beijing y Shangai hasta el 29 de febrero y a otros destinos en China. Además, 56 italianos llegaron este lunes a Roma desde Wuhan y serán trasladados a un cuartel del Ejército donde estarán aislados durante dos semanas. Brasil declaró la emergencia de salud pública por el coronavirus con el fin de facilitar la repatriación de 40 de los 55 brasileños que se encuentran en la provincia de Wuhan, informó EFE.

Nueva Zelanda también se sumó a los países que tomaron medidas preventivas y decidió prohibir desde hoy por 14 días la entrada al país de extranjeros de cualquier nacionalidad procedentes de China. Finalmente, la Asociación Internacional de Cruceros (CLIA) prohibió la entrada en los barcos a pasajeros o miembros de la tripulación que hayan estado en los últimos catorce días en China.