SINGAPUR

20-07-18

Hackers roban los datos personales de más de un cuarto de la población

Una base de datos del Estado de Singapur fue el objetivo de un ataque "deliberado, selectivo y bien planificado", aseguraron los ministerios de Sanidad e Información en un comunicado.

En un ciberataque sin precedentes, piratas informáticos robaron los datos personales de al menos 1,5 millón de habitantes de Singapur -más de una cuarta parte de la población total-, entre ellos informes sobre la medicación de 160.000 pacientes, informaron este viernes las autoridades.

Entre las personas afectadas se encuentra el propio primer ministro Lee Hsien Long y otros miembros del gabinete.

“El ataque se dirigió a la medicación que tomo, específica y repetidamente (…) No sé lo qué los asaltantes esperaban conseguir. Quizás buscaban oscuros secretos de Estado o algo para avergonzarme”, indicó Lee en su perfil de Facebook.

En otros casos, los hackers solo se llevaron los nombres y las direcciones, datos de género o fechas de nacimiento, entre otros, de las personas que ingresaron a clínicas entre 1 de mayo de 2015 y  4 de julio de este año. Los archivos no fueron dañados.

Una base de datos del Estado de Singapur fue el objetivo de un ataque “deliberado, selectivo y bien planificado”, aseguraron los ministerios de Sanidad e Información en un comunicado, en el que subrayaron que se trataba del robo de datos más importante en la historia de este archipiélago del sudeste asiático.

“Los hackers se centraron de manera específica en las informaciones personales y los informes de tratamiento ambulatorio del primer ministro Lee Hsien Loong”, declaró el ministro de Sanidad, Gan Kim Yong, en una rueda de prensa.

Las autoridades no precisaron la identidad de los piratas informáticos, por motivos “de seguridad profesional”.

Los piratas informáticos lograron acceso a los registros en los ordenadores de cuatro hospitales, cinco clínicas especializadas y otros nueve centros de salud.

La próspera ciudad-Estado de Singapur, orgullosa de su seguridad (de hecho fue sede la de la histórica cumbre Trump-Kim) logró grandes avances en la digitalización de las bases de datos de la administración pública. Pero ahora tuvo que pedir disculpas a la población.

Las autoridades temían los ciberataques impulsados tanto por estudiantes como delincuentes profesionales o actores institucionales.

Un grupo de hackers ya accedió el año pasado a una base de datos del Ministerio de Defensa y robó informaciones pertenecientes a 850 empleados o colaboradores.

Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer los motivos y los responsables detrás del ataque informático.