MEDIDAS ECONÓMICAS

21-08-19

Gobernadores opositores cuestionaron medidas económicas y advierten que perjudican a las provincias

Gobernadores peronistas y de partidos provinciales se encuentran reunidos en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) a fin de analizar el impacto en la coparticipación de las medidas impositivas anunciadas por el gobierno nacional sobre el IVA, Ganancias y el congelamiento de los precios del combustible.

Participan del encuentro los gobernadores de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Santa Fe, Miguel Lifschitz; de La Pampa, Carlos Verna; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de San Juan, Sergio Uñac; de Misiones, Hugo Passalacqua; de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el vicegobernador de Santa Cruz Pablo González, entre otros.

Urtubey, gobernador salteño y candidato a vicepresidente por Consenso Federal, afirmó: “Estas medidas no le sirven a la gente y generan desfinanciamiento de los presupuestos provinciales. Se requiere mayor serenidad y no hay que tomar cualquier medida a tontas y a locas”. “Las medidas no dan confianza ni inversión. Con el impacto de la crisis pretender que se resuelva es de mínima ingenuidad, y agrava la situación fiscal de las provincias”, destacó.

Passalacqua dijo: “No vinimos a patalear sino a buscar soluciones” y planteó que “acá estamos hablando de recursos de provincianos y si no los defendemos estaríamos incurriendo en incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”. El gobernador de Río Negro dijo que “las regalías bajarían 1.000 millones de pesos de acá a fin de año por lo que seguramente vamos a pedir una compensación” y ratificó que Neuquén y Río Negro van a pedir a la justicia declarar “inconstitucional esta decisión” sobre el combustible.

“El gobierno contó con los gobernadores siempre, por eso consideramos que tenemos que ser consultados y esperamos que se deje al mercado de gas y petróleo como estaba”, agregó. En tanto, Lifschitz señaló que “las medidas son electoralistas y traerán algún alivio transitorio para la clase media y los trabajadores con el objetivo de mejorar el rendimiento del oficialismo. Se tomaron al calor de los resultados electorales sin medir las complicaciones que generan a las provincias”.