PROPUESTA

13-09-17

Francisco afirmó que más mujeres y jóvenes deberían trabajar en el Vaticano

El pontífice y su consejo de 9 cardenales asesores, que deliberaron desde el lunes hasta hoy en la XXI reunión de ese organismo consultor, empezaron a explorar la posibilidad de que más jóvenes y mujeres trabajen en la Curia romana. En la reunión del consejo, conocido como C9, el Pontífice y los purpurados evaluaron, entre otros temas, "la selección y competencia del personal" de la Curia romana.

Ese abordaje, indicó el portavoz papal Grege Burke en diálogo informal con medios acreditados, entre  los cuales incluye un perfil “menos clerical, más internacional, con incremento de jóvenes y mujeres”.

Las 3 jornadas de trabajo, a las que Francisco se unió ayer tras regresar el lunes por la tarde desde Colombia, incluyeron una “pausa de reflexión” sobre los 20 encuentros del consejo asesor desde su formalización en septiembre de 2013.

Otros de los temas abordados, agregó Burke, fueron “la Curia como instrumento de evangelización y servicio para el Papa y las Iglesias locales y la descentralizacion”. Los purpurados trataron también “el rol de las nunciaturas apostólicas”, las embajadas del Vaticano por el mundo.

Desde su creación en 2013, el C9 se reúne periódicamente cada 3 meses aproximadamente en uno de los estudios de la residencia de Santa Marta para darle un marco jurídico a la serie de reformas, como nuevos dicasterios y organismos vaticanos, que impulsa Francisco desde su entronización.

La misión de una nueva Constitución que actualice a la vigente Pastor Bonus (de 1988), será regular la composición y competencias de los distintos dicasterios y organismos de la Curia Romana. Los miembros del C9 son los cardenales Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, de Honduras; Francisco Javier Erráuriz, de Chile; Sean Patrick O’Malley, de Estados Unidos; Reinhard Marx, de Alemania y Laurent Monsengwo, de la República Democrática del Congo.

También forman parte los cardenales Oswald Gracias, de India; George Pell, de Australia y secretario para la Economía; el gobernador del Estado Vaticano, Giusseppe Bertello, y el secretario de Estado y “número dos” del Vaticano, el italiano Pietro Parolin.

Pell no participó de esta sesión de trabajo, indicó Burke, ya que se encuentra en Australia afrontando un proceso judicial por supuestos casos de abuso de menores.

Actúa como coordinador y secretario el obispo italiano Marcello Semeraro y el próximo encuentro será entre el 11 y el 13 de diciembre.