POLÍTICA

06-09-19

Fernández se reunió con el presidente español, para afianzar el “vínculo político” con ese país

El candidato presidencial del Frente de Todos (FdT), Alberto Fernández, se reunió hoy en el Palacio de La Moncloa con el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, para "afianzar el vínculo político" entre la Argentina y España, en función de un eventual triunfo del peronismo en las elecciones del 27 de octubre.

“Tuve una gran reunión con Pedro Sánchez, quedé muy entusiasmado”, afirmó Fernández tras el encuentro, que el Ejecutivo español insistió en calificar de carácter privado y a pedido del candidato opositor. Durante la reunión en la sede gubernamental, Sánchez y Fernández repasaron la relación bilateral e “intercambiaron opiniones sobre la situación de inestabilidad que está atravesando la Argentina”, explicaron a Telam fuentes del Ejecutivo ibérico.

El encuentro de Fernández con el mandatario español y referente socialista comenzó con media hora de retraso, pasadas las 8.30 de la Argentina, y duró una hora y media, según indicó el entorno del candidato kirchnerista. Sánchez tenía hoy una agenda intensa, pero se hizo un hueco para atender a Fernández debido a que su gobierno sigue de cerca las turbulencias financieras de la Argentina; se entiende: España es hoy el primer inversor europeo en el país, y el segundo a nivel mundial, después de Estados Unidos.

Durante la mañana, el líder socialista participó de un desayuno informativo, en el que su ministra de Economía, Nadia Calviño, dijo que preveía que “la situación compleja y de incertidumbre que vive la Argentina” se prolongue hasta fin de año. La ministra socialista también sostuvo que se estaban “tomando decisiones importantes como el control de capitales”, pero que el gobierno de Mauricio Macri “no está consiguiendo que la población argentina sienta que tiene una perspectiva positiva de futuro”.

Poco después, Sánchez recibía a Fernández en su despacho, donde abordaron la “relación bilateral y la situación regional”, y coincidieron en la idea de “defender el libre comercio internacional sustentable medioambientalmente y basado en reglas”, de acuerdo con los voceros de La Moncloa. “Fernández elogió la presencia y la participación de las empresas españolas en la vida económica de la Argentina y su compromiso con el país”, añadieron las mismas fuentes.

El candidato argentino también destacó “el liderazgo” del presidente Sánchez y del ex presidente José Luis Rodriguez Zapatero en la socialdemocracia europea, con la que, dijo, “quiere estrechar lazos”. En ese sentido, hablando ya como un presidente virtual, y recordando la sintonía con Rodríguez Zapatero en su etapa como jefe de gabinete de Néstor Kirchner, Fernández sostuvo tras ver a Sánchez que aspira a que “haya una segunda parte en la relación bilateral tan buena como la primera”.

Tras la reunión, el candidato almorzó con Zapatero, antes de ofrecer una conferencia en el Congreso de los Diputados, en la que criticó la gestión de Mauricio Macri y planteó cuestiones clave respecto de la política exterior de la Argentina. Para la noche, Fernández tenía programada una cena con empresarios españoles con la vista puesta en cautivar al sector financiero, según confiaron desde su entorno. Entre los invitados estaban directivos del Banco BBVA, del Santander y de La Caixa, y representantes de otras empresas con intereses en el país, como Telefónica.

Tras concluir su agenda en España, el candidato presidencial del Frente de Todos hará mañana una visita fugaz a Portugal para reunirse con el primer ministro Antonio Costa y responsables del área económica, con la intención de profundizar la relación con ese país.