POLÍTICA

14-11-19

Fernández: “Lo que viene es el gobierno de todos ustedes y no de Alberto y de Cristina”

El presidente electo, Alberto Fernández, analizó hoy la situación del país, la pobreza y su estrategia para combatir el hambre, con representantes de movimientos sociales y el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones.

En la reunión, en la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Suipacha al 1000 del barrio porteño de Retiro, Fernández detalló su programa de lucha contra el hambre, que busca aplicar a partir del 10 de diciembre.”Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina; vamos a resolver las cosas juntos. Vine a escucharlos, como un compañero más, preocupado por lo que nos está pasando”, les dijo. Además, exhortó a “no tener miedo del debate que hay que dar”, aseguró que “la economía popular llegó para quedarse” y que “la gente necesita un horizonte de progreso”.

Lo escucharon representantes de organizaciones del denominado “triunvirato de San Cayetano”: la fracción de Barrios de Pie de Daniel Menéndez, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Frente Popular Darío Santillán. Entre los dirigentes sociales estaban Emilio Pérsico (Movimiento Evita), Esteban Castro y Gildo Onorato (CTEP), Juan Carlos Alderete, Fredy Mariño y Luciano Álvarez (CCC), Menéndez, Néstor Moccia y José Oscari (Barrios de Pie), Dina Sánchez (Frente Darío Santillán), Juan Grabois (Movimiento Trabajadores Excluidos), Rafael Klejser (Movimiento Popular La Dignidad) y Natalia Zaracho (Movimiento de Trabajadores Excluidos).

“Fue una muy buena reunión convocada por monseñor Lugones. Hablamos de cómo resolver el problema del hambre y la pobreza y cómo recuperar el trabajo para estos sectores”, dijo Fernández en declaraciones a la prensa al término de la reunión. “Es una prioridad para mí terminar con el hambre, atacar la pobreza e incorporar a estos sectores, que vuelvan a ser actores de la sociedad”, añadió el mandatario electo. También participaron los dirigentes Gustavo Beliz y Daniel Arroyo, este último mencionado como posible ministro de Desarrollo Social.

Durante la campaña Fernández y Arroyo presentaron el programa “Argentina contra el hambre”, con una convocatoria a un Consejo Federal contra ese flagelo, integrada por organizaciones de la sociedad. Luego, el presidente electo almorzó con la embajadora de la Unión Europeam (UE), Aude Maio-Coliche, y más de veinte diplomáticos de ese bloque, quienes reafirmaron su “compromiso para seguir reforzando” la relación entre los países del Viejo Continente y Argentina.

“Nos complace reafirmar nuestro compromiso para seguir reforzando los lazos de amistad y cooperación entre nuestros países y nuestros pueblos. Le deseamos el mayor de los éxitos en el desempeño de sus altas responsabilidades”, señalaron en una misiva a Fernández, firmada por los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Jucker y del Consejo Europeo, Donald Tusk. Fernández fue con sus colaboradores Santiago Cafiero, Felipe Solá, Cecilia Todesca, Gustavo Béliz, Miguel Cuberos y Juan Pablo Biondi. Los diplomáticos europeos que participaron del almuerzo en el Palacio Duhau, en Recoleta, le expresaron además su “más sincera felicitación” por el triunfo electoral.

Además de Maio-Coliche, estuvieron los embajadores de Alemania, Jürgen Christian Mertens; Francia, Claudia Scherer Effosse; Reino Unido, Mark Kent; España, Javier Sandomingo Núñez; Portugal, João Ribeiro de Almeida; Bulgaria, Andrey Tehov; Croacia, Duška Paravić; Eslovenia, Alain Brian Bergant; Eslovaquia, Rastislav Hindicky; Finlandia, Kirsi Vanamo-Santacruz; Hungría, Csaba Gelényi; Irlanda, Jacqueline O’Halloran Bernstein; Italia, Giuseppe Manzo; Países Bajos, Roel Nieuwenkamp; Polonia, Aleksandra Piatkowska; Rumania, Carmen Podgorean, y Suecia, Anders Karlsson.

Más tarde Fernández se reunió con la titular del Banco Santander, Ana Botín. La entidad bancaria dijo en un comunicado que Botín (que también se reunió con el presidente Mauricio Macri) les transmitió “a ambos el firme compromiso de Santander con la Argentina y con el desarrollo exportador del país”. En ese contexto, Botín adelantó la puesta en marcha de dos líneas de crédito por US$ 500 millones destinadas al comercio exterior y las pymes. Fernández estuvo con Botín y a la conducción local del Santander acompañado por Santiago Cafiero.