ANÁLISIS

08-11-18

Eugenia Vidal aseguró que pese a la crisis volverán a ganarle al peronismo

María Eugenia Vidal reunió a su gabinete ampliado donde realizó un análisis de medios y bajo un discurso motivador que sirvió como para empezar a trazar un camino hacia la campaña.

María Eugenia Vidal reunió a su gabinete ampliado donde realizó un análisis de medios y bajo un discurso motivador que sirvió como para empezar a trazar un camino hacia la campaña.

Quizás lo más curioso fue el análisis de noticias que se reproducían sobre una enorme pantalla blanca. El espíritu de la presentación fue mostrar a todo el gabinete, intendentes y legisladores cómo Cambiemos logró reponerse en los momentos complejos: el escepticismo en 2015, el desafío de la elección de medio término, y la crisis económica actual.

Algunas placas mostraban títulos de 2015 donde se destacaba la baja intención de voto de la hoy Gobernadora. También cuando se la empezó a llamar “Heidi”. Poco a poco empezaron a llegar las placas donde se la veía festejando y asumiendo la gobernación bonaerense tras derrotar a Aníbal Fernández.

Las placas seguían y mostraban a títulos que auguraban en 2017 un triunfo arrollador de Cristina Kirchner en el Conurbano bonaerense. Le seguían placas que reconocían la buena perfomance de Cambiemos en la Primera y la Tercera Sección esa elección intermedia.

Las placas llegaban a los últimos meses con títulos negativos como la caída de Mauricio Macri y Vidal en las encuestas. También la preocupación de la gente por los impuestazos. El cierre fue con un mensaje que sugería no dejarse contaminar por lo que dicen los medios de comunicación.

Luego vino un mensaje motivacional de la Gobernadora quien transmitió que en los últimos tres años se hizo mucho más que en los anteriores 28. Vidal mostró un optimismo que contrastó con las tensiones con el gobierno nacional por el ajuste que se impuso a la provincia. Según se pudo saber, la mandataria aseguró que si en 2015 le aseguraban que iba a poder hacer todo lo que hizo firmaba sin dudar su llegada a la siempre compleja administración bonaerense.

Fue la última reunión ampliada del año. Y el momento no era más oportuno, al menos para los intendentes y legisladores. Es que el Ejecutivo envió a la Legislatura un proyecto de Presupuesto difícil para alcanzar consensos con la oposición, con un impactante traslado del ajuste a los municipios y la habilitación del juego online que genera tensiones dentro de Cambiemos.

“Más allá que hemos tenido un año muy difícil, pudimos estar y seguir haciendo y creo que como equipo estuvimos a la altura, y tenemos que seguir estando, ese es nuestro principal desafío”, afirmó Vidal en un discurso ya enfocado en un próximo mandato.

En este sentido, señaló que “nunca dejamos de hacer lo profundo y lo estructural: este año hicimos la reforma judicial, la segunda etapa de la reforma de la policía. Y, en materia de salud, sigue creciendo el SAME y este plan de atención primaria que es primero en la historia en el Conurbano”.

En el cierre, Vidal destacó que “cuando comencé a recorrer la provincia, lo primero que se me transmitía era soledad, abandono y resignación, por eso gran parte de nuestro esfuerzo es combatir ese sentimiento y por eso nuestro gobierno dice estar y hacer, lo qué pasó este año es que no dejamos solos a los bonaerenses”, remarcó y dijo “esto es así, porque a todo el equipo le interesa la provincia, la queremos”.

Por último transmitió un mensaje tranquilizador de cara a la campaña, en especial para los senadores y diputados que ansían renovar su banca. Dijo que “existe un plan para la campaña” diferenciado entre el Conurbano y el interior.

En rigor la Gobernadora trazó a muy grandes rasgos lo que planteó el jefe de Gabinete, Federico Salvai, el lunes ante un grupo de funcionarios que encabezan la dirigencia política del PRO de Nación, Provincia y la Ciudad.

Según Clarín, en esa reunión Salvai presentó un análisis del territorio bonaerense con un detalle novedoso para la política local: cómo fue el comportamiento electoral en cada barrio de cada distrito y en cada categoría.

O sea, cómo se votó cada barrio en 2015 y en 2017, y en cada categoría, sea legislador provincial, diputados y senadores así como también en el momento en que se eligió intendente, gobernador y presidente.

El trabajo de “Big Data” permite ver las necesidades de cada distrito, dónde y qué se debe fortalecer y dónde es necesario cambiar de candidatos. A partir de eso, Vidal señaló que los 69 municipios que gobierna Cambiemos representa el 45% de los votos de la provincia, por lo que el primer punto del la campaña para la reelección será afianzar el voto en los lugares donde hoy gobierna Cambiemos.

Para eso, se estudió en ese trabajo las siguientes variables: dónde Cambiemos creció, dónde perdió y bajó y dónde mantiene chances de crecer la alianza gobernante.