TELEASISTENCIA

10-08-20

El trabajo invisible de los psicólogos en tiempos de pandemia fue más de 5.000 atenciones en salud mental

COVID-19 no sólo es asistencia médica ya que en cada situación están presentes las emociones de todos. Incertidumbre, ansiedad, enojo, miedo, alteración del sueño y de las rutinas son los estados psicológicos prevalentes de la población asistida por el equipo de Salud Mental, conformado por 180 profesionales en Psicología que trabajan en Hospitales y Puestos de Salud, en terreno, a través del 0800-888-4767, teleasistencia y SAME 107.

“Existe un arduo trabajo desde el inicio de la pandemia que tiene como objetivo brindar herramientas para afrontar la situación crítica y prevenir la aparición de posibles cuadros agudos de estrés psicológico, entre otros”, expresó el Secretario de Salud Mental y Adicciones, Agustín Yécora, agregando que “se realizaron alrededor de 5.300 atenciones desde el 18 de marzo hasta la fecha por las distintas vías que tenemos disponibles”.

Por un lado, “trabajamos con los equipos de salud y de servicios no médicos que se encuentran en la primera línea en diferentes instituciones como el Hospital Materno Infantil, el Hospital San Roque, SAME y Centro de Especialidades Norte (CEN)”, comentó la especialista Natalia Cisneros, detallando que cada profesional realiza 60 atenciones en la semana, en las cuales los estados psicológicos fueron variando de acuerdo al momento epidemiológico, apareciendo el cansancio, la sobrecarga de tareas, la falta de recurso humano, el contagio de compañeros, el miedo a enfermarse, la frustración, la culpa e impotencia, por ejemplo”.

Por otra parte, en el servicio de abordaje remoto a través de Teleasistencia y el 0800-888-4767, “un equipo compuesto por 26 psicólogos realizó alrededor de 1.300 atenciones, que fueron aumentando en las últimas semanas. La ansiedad y la angustia de la gente requiere una respuesta urgente de los profesionales de la Salud Mental que brindan atención de 8 a 24 horas”, sostuvo Leticia Sugrañes, referente de esta modalidad, precisando que “los motivos de consulta abarcan violencia intrafamiliar, angustia o miedo a contagiarse de COVID-19, ansiedad, enfermedades crónicas con crisis emocionales, fobias, depresión e intentos de suicidio. El modo de atención con el usuario es acompañarlo, contenerlo, orientarlo, y si requiere de un proceso terapéutico más largo derivarlo al dispositivo correspondiente”.

En el HOSCAM 1, “somos 9 psicólogos que prestamos servicio con el objetivo de contribuir a una asistencia integral a las personas que ingresan en este contexto de pandemia desde una perspectiva preventiva”, señaló Belén Pini. “Se realizaron 1.362 atenciones en donde tratamos que la persona no desarrolle en un futuro padecimiento mental, trastorno por estrés post traumático, estados depresivos o vínculos violentos, consumos de sustancias, entre otros”, indicó. Al día de la fecha, son 52 las personas que egresaron del Hospital de Campaña y que requirieron continuar con un seguimiento psicológico posterior.

En tanto, el equipo de seguimiento realizó “1.500 atenciones por asistencia remota a personas en aislamiento brindando apoyo emocional y orientación en crisis. Se trata de 90 psicólogos que están trabajando con casos sospechosos, contactos estrechos, personas COVID-19 positivas que cumplen aislamiento domiciliario, personas que están en los hoteles o pacientes de Hospitales que solicitan acompañamiento”, detalló Alejandra Bevilaqua.

Desde SAME Salud Mental, Pablo Cobo, destacó el trabajo de “9 psicólogos y un trabajador social que realizan guardias operativas de domingo a domingo durante las 24 horas para atender emergencias en Salud Mental, llegando a un total de 1.246 atenciones entre marzo y julio, siendo estas asistencias donde se aborda el contexto familiar, contención y estabilización de cuadros agudos, como también los traslados correspondientes”.

 

Intensa tarea en zona roja: 1.300 consultas en Ramal II

En este momento, cada psicólogo tiene asignado un sector poblacional con el cual interactúa según la necesidad. “Estamos realizando apoyo a los compañeros afectados, a los equipos de salud de los Hospitales de Campaña, recibimos derivaciones desde APS, telesalud y el 0800, como también llevamos adelante una búsqueda activa de los pacientes afectados por la pandemia, ya que la prevención y psicoprofilaxis implica esta modalidad.

Al recibir un diagnóstico sobre su salud o de un familiar cercano, la persona debe lidiar con la gravedad de síntomas o el fallecimiento de un ser querido y no se encuentra en condiciones de promover por sí misma la ayuda psicológica porque son instancias en donde el temor y la angustia desbordan y bloquean”, sostuvo la profesional Alejandra Trivellini. “Sólo en el mes de julio se estima haber realizado 1.300 consultas sin contar las que asiste el servicio de psiquiatría o realizan los DIAT”, afirmó.

Es una región en la que “se han realizado talleres a los equipos de salud, se confeccionaron padrones de pacientes de riesgo, se realizaron asistencias telefónicas, virtuales y presenciales, como también entrega de medicación. También se incorporó a voluntarios de la Fundación Madres de La Esperanza para realizar la primera escucha y contención emocional de usuarios del call center de Libertador”, remarcó Trivellini.