ABRA PAMPA

16-02-18

El proyecto “Puniños” culminó de manera exitosa

Con el objetivo de propiciar un espacio de dispersión y concientización, cientos de niños y adolescentes de entre 6 a 12 años, participaron a lo largo del mes de enero y comienzos de febrero, de acciones dentro del proyecto comunitario social.

El último martes en horas de la mañana en inmediaciones de la plaza central se procedió a la culminación de una de las alternativas gratificantes para la comunidad abrapampeña con exposición de trabajos, entregas de certificados de participación, movida zumbera a cargo de Claudia Quiquinte, también se contó con la contribución del área de odontología (salud bucal), enfermería, La Oficina de Protección de Derechos de niños, niñas adolecentes (OPD A.P).

“PUNIÑOS” fue una propuesta veraniega de contención que incluyó una completa intervención de Profesionales, del equipo psicosocial del Hospital Nuestra Señora del Rosario, María Tito Educadora para la Salud, Valeria Cardozo Psicóloga, también Valeria Patagua estudiante avanzada en Trabajo Social, Estela Torres Claretiana, Sonia Patagua Instructora en Danzas, América Tinte y Abel Choqui colaboradores inmediatos.

Las referentes en dialogo con nuestro medio afirmaron que las diferentes actividades estuvieron programadas todos los martes y jueves por medio de dinámicas, ejemplos de la vida cotidiana, ejercicios sencillos de manualidades, deportes, cine, bailes tradicionales, concientización mediante diferentes herramientas pedagógicas.

“estamos orgullosos de formar parte de este programa. Estamos convencidos de que este tipo de iniciativas pueden beneficiar y marcar un cambio en la vida de los niños y adolescentes queremos y tenemos la idea de dar continuidad, reforzar y aumentar las habilidades y conocimientos de los niños y jóvenes en los diferentes contextos” puntualizaron.

Durante el cierre se agradeció el apoyo de los profesores y de quienes aportaron sus conocimientos para llevar a cabo cada una de las jornadas que se realizaron durante este corto periodo a los comercios que colaboraron para brindarles desayuno y merienda, al párroco Pedro Martínez por facilitar el espacio físico, Dirección de deportes local, y toda la familia que confiaron en esta alternativa.