DINAMARCA

05-12-18

El gobierno mandará a extranjeros “no deseados” a una isla remota, deshabitada y contaminada

Así lo anunció el gobierno de Dinamarca, de corte liberal-conservador, tras alcanzar un acuerdo con sus socios del xenófobo Partido Popular Danés (DF) como parte de las negociaciones anuales por el presupuesto.

A partir de 2021, más de 100 extranjeros que cumplieron sus condenas o que tienen vencida su solicitud de asilo en Dinamarca serán enviados a una isla de ese país que durante un siglo fue usada para practicar experimentos con enfermedades contagiosas de animales y que ahora está deshabitada y contaminada.

Así lo anunció el gobierno de Dinamarca, de corte liberal-conservador, tras alcanzar un acuerdo con sus socios del xenófobo Partido Popular Danés (DF) como parte de las negociaciones anuales por el presupuesto.

La ministra de Integración, Inger Støjberg, explicó: “No son deseados en Dinamarca y tienen que sentirlo”. La funcionaria no asistirá la próxima semana a la cumbre sobre Inmigración de Naciones Unidas (ONU) en Marruecos.

Lindholm, la isla adonde llegarán los “no deseados”, ni siquiera está preparada para tal fin. El Gobierno cerró en julio los laboratorios donde realizaba experimentos con animales enfermos y luego anunció el plan denunciado por organismos de derechos humanos. Copenhague invertirá u$s 115 millones para descontaminar el lugar.

Los migrantes podrán salir de la isla durante el día para ir en barco a la pequeña localidad de Kalvehave, pero deberán regresar a la noche. Caso contrario, la Policía los detendrá. De hecho, el vocero de Extranjería del DF, Martin Henriksen, avisó: “Minimizaremos la cantidad de frecuencias del ferry tanto como sea posible. Lo haremos tan molesto y tan caro como se pueda”.