CHINA

13-03-18

El gobierno anunció hoy una Reestructura: menos ministerios y más control

El próximo sábado se espera que el plan se apruebe ante la Asamblea y será el mismo día que se sometan a votación los cargos de presidente y vicepresidente.


China anunció hoy una reestructuración de su gobierno con nuevos ministerios, que incluyen una poderosa y polémica Comisión Nacional de Supervisión, que operará con independencia y reforzará controles; un ministerio de Recursos Naturales, otro de Ambiente Ecológico y uno vinculado a asuntos con extranjeros.

El plan de reforma estatal, presentado hoy por el consejero de Estado Wang Yong ante la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), afecta a 11 de los 25 ministerios, con dos nuevos, uno de Asuntos de Veteranos y otro de Atención de Emergencias.

El próximo sábado se espera que el plan se apruebe ante la Asamblea y será el mismo día que se sometan a votación los cargos de presidente y vicepresidente.

Esta reforma incluye tanto la creación de nuevos ministerios como la disolución de entes públicos y la fusión de las comisiones reguladoras de banca y seguros, un reforma que continúa con los cambios iniciados el domingo último.

El dato central es la creación de una poderosa agencia que extenderá la campaña anticorrupción que comanda el presidente, Xi Jinping, hacia el seno del gobierno y del Partido Comunista que observa de cerca funcionarios, policías, fiscales, juzgados y ejecutivos de empresas estatales.

Esta Comisión Nacional de Supervisión estará al nivel del gobierno central y por encima del Poder Judicial, operará de forma independiente y al margen de los tribunales y actuará contra la corrupción, las actividades ilícitas o si los funcionarios no implementan bien los objetivos políticos, consignó la agencia DPA.

La agencia, que absorberá el actual órgano anticorrupción que castigó a más de 1,3 millones de funcionarios desde que Xi llegó al poder en 2012, podrá interrogar y detener a sospechosos hasta durante seis meses sin el permiso de un juez, según un documento leído hoy en el Congresos Nacional del Pueblo.

Una de las consecuencias es, según vienen denunciando críticos al sistema político chino, que esta agencia neutralizará “entre ellos a los rivales políticos del presidente”.

Con esta nueva institución, China está legalizando “una forma de encarcelamiento arbitrario y crea un nuevo sistema extrajudicial con amplias facultades que tiene un considerable potencial de violar los derechos humanos”, denunció la organización Amnistía Internacional citada por la agencia EFE.

También se creará un Ministerio de Atención de Emergencias para responder a desastres naturales y accidentes, mientras que el de Asuntos de Veteranos “protegerá los derechos e intereses legítimos del personal militar y sus familias”, tras varias protestas por recorte de pensiones de ex soldados.

Otra de las novedades es el que el Ministerio de Protección Ambiental ahora será el Ministerio de Ambiente Ecológico; Agricultura incluirá los “Asuntos rurales” y el Ministerio de Ciencia y Tecnología tendrá más competencias.

También habrá una Administración Estatal de la Inmigración, encargada de los extranjeros que trabajan en China, y una Agencia de Cooperación Internacional para que la ayuda del gigante asiático al exterior “sea un medio clave para la diplomacia”.

Uno de los datos color de las últimas jornadas es que la policía de Beijing prohibió que se reúnan más de 10 extranjeros en algunos bares de las zonas universitarias, además de requisas más profundas a la entrada del subterráneo. Una medida que trajo controversia y paranoia entre los foráneos que viven en la capital china.

Los reguladores bancarios y de seguros se unirán en una sola entidad y los organismos locales del Estado y de Hacienda se fusionarán y se creará una nueva autoridad de supervisión del mercado.

También se espera que se elimine la comisión de planificación familiar, que fue responsable durante décadas de la aplicación de la política de un solo hijo, que actualmente ya no está en vigor.

Los observadores interpretan que estos cambios reducirán la burocracia -se desmantelan ocho de las múltiples administraciones estatales- y al mismo tiempo permitirán un mayor control del Partido sobre el Estado, en un momento de creciente concentración del poder de Xi.

El domingo pasado, la Asamblea aprobó de forma casi unánime la enmienda constitucional que establece una presidencia indefinida para Xi, a quien el Partido ya lo había puesto al nivel de los máximos líderes del país, además inscribió su pensamiento y teorías en la Carta Magna.

Por ahora, se desconoce quiénes ocuparán las carteras de los nuevos ministerios y administraciones, algo que previsiblemente se anuncie el próximo lunes.