DEBATE

20-07-18

El Frente Renovador pide una discusión “a fondo” por el Presupuesto de 2019

“Vamos a discutir el presupuesto: cuánto pagan los bingos, cuánto cobran los policías y los docentes, cuánta ayuda social se destina a los que lo necesitan y cuánto necesitan nuestros hospitales”.

El Frente Renovador que conduce Sergio Massa parece este año menos dispuesto a jugar sus cartas en favor de la Gobernabilidad y ya le muestra los dientes a María Eugenia Vidal en lo que se presume será una álgida discusión sobre el Presupuesto de 2019, que ya se elabora dentro del Ministerio de Economía.

 

La Ley de Leyes debe presentarse en la Legislatura el 31 de agosto, sin embargo se presume que, como todos los años, se demorará y quedará supeditada a lo que sancione el Congreso de la Nación, con lo cual la sanción definitiva llegará sobre el final del año. Claro que no será un presupuesto más: se trata de los números con los cuales Vidal gestionará el año electoral.

 

En ese marco, desde el Frente Renovador adelantaron posturas por demás duras: “Vamos a discutir el presupuesto: cuánto pagan los bingos, cuánto cobran los policías y los docentes, cuánta ayuda social se destina a los que lo necesitan y cuánto necesitan nuestros hospitales”, adelantaron altas fuentes del espacio a este portal.

 

La contundencia de la declaración no es casual: en el Gobierno daban por descontada la colaboración del Frente Renovador para aprobar la ley sin sobresaltos, y hasta se guardaron cargos “clave” dentro de la administración para llegar holgados a una eventual negociación. Vidal tiene para ofrecer tres lugares en el Tribunal de Cuentas, una vacante en la Suprema Corte y sillones en el directorio del BAPRO.

 

El massismo se adelantó a esa instancia: “vamos a discutir el presupuesto, no un par de carguitos de morondanga”, aseguraron, al borde del enojo. “La situación de seguridad, de comedores y hospitales es muy grave como para que el gobierno pretenda ensuciarla con cargos que son de la oposición”, remataron, dejando una postura clara respecto de la pulseada que vendrá.