CORONAVIRUS-SALUD

07-04-20

Cinco personas murieron por coronavirus en Argentina y los infectados suman 1.628

Cinco varones murieron ayer afectados por coronavirus en Argentina, por lo que el total de fallecidos se elevó a 53, mientras que se registraron 74 nuevos casos y suman 1.628 los infectados desde el inicio de la pandemia, en un contexto donde el ministro de Transporte, Mario Meoni, anticipó que se buscará modificar horarios de ingreso y egreso de quienes estén habilitados a trabajar si, a partir del lunes próximo, se decide flexibilizar el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional.

El Ministerio de Salud informó que del total de esos casos detectados, 718 (44,1%) son importados, 563 (34,6%) son contactos estrechos de casos confirmados, 175 (10,75%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica. Los fallecidos de la jornada son cinco varones, tres de ellos residentes en la ciudad de Buenos Aires (CABA), de 75, 67 y 77 años; otro de los fallecidos, de 68 años, residía en la provincia de Neuquén y otro de 83 años, vivía en la provincia de Buenos Aires. Con estos nuevos fallecimientos el número de víctimas fatales por coronavirus se elevó a 53.

Del total de casos confirmados hoy, 12 pertenecen al territorio bonaerense; 17 a la Ciudad de Buenos Aires; 4 a Chaco; 7 a Córdoba; 2 a Corrientes; 1 a La Rioja; 1 a Mendoza; 6 a Neuquén; 2 a Río Negro; 1 a San Luis; 8 a Santa Fe; 6 a Santiago del Estero; 2 a Tierra del Fuego y 5 a Tucumán.

En cuanto a los casos acumulados, 409 se registraron en la provincia de Buenos Aires; 456 en la Ciudad de Buenos Aires; 119 en Chaco; 146 en Córdoba; 24 en Corrientes; 19 en Entre Ríos; 5 en Jujuy; 3 en La Pampa; 9 en La Rioja; 30 en Mendoza; 3 en Misiones; 50 en Neuquén; 19 en Río Negro; 3 en Salta; 1 en San Juan; 11 en San Luis; 23 en Santa Cruz; 184 en Santa Fe; 10 en Santiago del Estero; 77 en Tierra del Fuego y 27 en Tucumán. En tanto, Catamarca, Chubut y Formosa no registran casos.

En cuanto a las condiciones de la cuarentena por coronavirus, el ministro de Transporte, Mario Meoni, anticipó hoy que si el lunes próximo el Gobierno decide flexibilizar el aislamiento social preventivo y obligatorio se buscará modificar los horarios de ingreso y egreso laboral de quienes estén habilitados a trabajar, para “evitar las aglomeraciones de los horarios pico”. En una videoconferencia con los diputados de la comisión de Transporte, Meoni adelantó que se estudia la posibilidad de “decretar la emergencia” en su área para, entre otras cuestiones, avanzar en mejoras en el sistema ferroviario.

En tanto, el Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) trabaja en el desarrollo de un fármaco inyectable con anticuerpos contra el coronavirus, creado a base de la proteína gammagoblulina que se extrae del plasma, para favorecer al tratamiento y mejora del paciente enfermo.

El director de Responsabilidad Social y Comunicación del Laboratorio de Hemoderivados, Sergio Oviedo, explicó a Télam que el fármaco busca generar anticuerpos para atacar, y en lo posible matar al virus, y aclaró que no se trata de una vacuna que tiene la función de inyectar el virus para que genere sus propios anticuerpos. En cuanto al uso de barbijos como medida de protección, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, recordó que el organismo sólo los recomienda “en caso de personas enfermas o que cuidan a un paciente en su casa”.

En esta línea, el ministro de Salud, Ginés González García sostuvo que el uso de barbijos “no es necesario para todos”. “Depende mucho de cada caso y hay que asegurar el barbijo para quien tiene que usarlo”, señaló, aunque agregó que “el que no lo necesita y lo usa igual, bienvenido sea”. Por su parte, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, destacó el alto nivel de cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio para mitigar la propagación del coronavirus: “hay un altísimo porcentaje de gente que cumplió con el aislamiento: no hay gente circulando, así que estamos muy satisfechos”.

Desde que fue decretado el aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus el 20 de marzo último, las fuerzas federales de seguridad controlaron a más de un millón de personas. En tanto, hoy, a las 20, la Internacional de Servicios Públicos (ISP), el sindicato mundial que agrupa a siete millones de trabajadores sanitarios, convocó a “un aplausazo latinoamericano” por “la defensa y protección” de ese personal, al celebrarse el “Día Mundial de la Salud”.

Por otra parte, la Cancillería argentina informó que el Mercosur destinará 16 millones de dólares a un proyecto para ayudar a la detección del coronavirus en la región y combatir la pandemia y en el caso de Argentina implicará la adquisición de 45 mil nuevos tests para la detección del virus. En el plano internacional, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que le pedirá más ayuda al presidente Donald Trump, el mismo día que la cifra nacional de muertos superó los 10.000, y llegaron a 3.048 en ese estado.

Por otra parte, si bien el Reino Unido parece haber comenzado a controlar su curva de contagio en esta pandemia, hoy el país fue sacudido por la noticia de que el primer ministro Boris Johnson, uno de los políticos con coronavirus, fue internado en terapia intensiva tras “empeorar”. El Reino Unido ha sido uno de los países europeos más golpeados en Europa por la pandemia, detrás de Italia, España, Francia y Alemania, con más de 52.200 casos y casi 5.400 muertos.

Por su parte, España comenzó a doblegar la curva de contagios de coronavirus en coincidencia con el inicio de la cuarta semana de confinamiento de la población, pese a que la pandemia seguía provocando un alto número de víctimas fatales, tras sumar 637 muertos en las últimas 24 horas, que elevaron el total de fallecidos a 13.055.

En tanto, China calificó hoy de “racista” al ministro de Educación de Brasil, Abraham Weintraub, por sugerir que el gigante asiático provocó intencionadamente la pandemia de coronavirus, que causó la muerte de más de 72.000 personas en todo el mundo.