OFICIALISMO

11-10-18

Carrió dijo que va a amigarse con Macri “cuando lo saque a Garavano”

El embate de Carrió contra el ministro de Justicia se reavivó días atrás, cuando Garavano cuestionó el abuso de las prisiones preventivas y opinó que no era bueno tener ex presidentes detenidos.

Si se esperaba que el acto de este jueves para fomentar la exportación y ayudar a las pymes fuera un bálsamo en la tensa relación de Elisa Carrió con sus aliados oficialistas, la expectativa se vio defraudada. La líder de la Coalición Cívica, que coincidió con Mauricio Macri el acto de Argentina Exporta en el CCK, dijo que se amigará con el Presidente “cuando me lo saque a Garavano”.

El embate de Carrió contra el ministro de Justicia se reavivó días atrás, cuando Garavano cuestionó el abuso de las prisiones preventivas y opinó que no era bueno para un país tener ex presidentes detenidos. Aunque lo hizo en abstracto, la diputada lo interpretó como un aval a la libertad de Cristina Kirchner e hizo sonar su escarmiento.

“Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes”, cuestionó Carrió inmediatamente después de esas declaraciones. Y anticipó que pediría juicio político contra el ministro, con quien ya había tenido peleas anteriores.

En una carta difundida a través de las redes sociales, luego Carrió advirtió que “una de las condiciones del acuerdo que construyó Cambiemos fue el fin de la corrupción y la impunidad para siempre”.

“La República está sumamente herida por un sector del gobierno que por conveniencia política no desean verdad, justicia y condena. Esto no es negociable. Ni la República. Ni la impunidad. El Presidente lo sabe desde enero del 2015. No volvamos al pasado Sr. Presidente”, completó.

Garavano salió luego a aclarar sus dichos y hasta no le ofreció la renuncia a Macri. “Seguí trabajando”, aseguran que le contestó el Presidente.