PASO

12-08-19

Alberto Fernández ganó las PASO por casi 15 puntos de diferencia sobre el presidente Macri

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se impuso anoche por una diferencia de casi 15 puntos, con el 47,32 % de los votos, sobre el presidente Mauricio Macri, que cosechó el 32,28, en las elecciones primarias PASO, un resultado que coloca al dirigente peronista en inmejorables condiciones para triunfar en los comicios generales del 27 de octubre próximo.

Con el 90 por ciento de las mesas escrutadas, la fórmula de Fernández, que es acompañado por la ex presidente y senadora Cristina Kirchner, le sacaba una diferencia a Macri, que tiene como compañero de binomio al senador Miguel Pichetto, de casi 15 puntos, y ambos relegaban al tercer lugar al candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, que obtuvo el 8,35 %. Alberto Fernández, al salir hablar desde el búnker del espacio en el barrio porteño de Chacarita, sostuvo que su espacio “estaba seguro de que la Argentina necesita terminar con este tiempo y construir otra historia”.

Por su parte, Macri, mucho antes, salió al escenario del búnker de Juntos por el Cambio y reconoció que el oficialismo tuvo “una mala elección”, lo que se confirmó luego con los datos oficiales. “Hemos tenido una mala elección, eso nos obliga a redoblar los esfuerzos a partir de mañana para en octubre continuar con el cambio”, sostuvo el mandatario, flanqueado por su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En cuarto lugar se ubicó el postulante del Frente de Izquierda-Unidad, Nicolás del Caño, que consiguió el 2,88 %, seguido por el candidato del frente NOS, Juan José Gómez Centurión, con el 2,63 %, y por José Luis Espert, de Unite, que obtuvo el 2,22 %. Fernández, Macri, Lavagna, Del Caño, Gómez Centurión y Espert quedaron habilitados para competir en las elecciones generales del 27 de octubre.

Pero Manuela Castañeira, del Nuevo MAS (0,71%); Alejandro Biondini, del Frente Patriótico (0,24%); Raúl Albarracín, de Acción Vencinalista (0,15%), y José Antonio Romero Feris, del Partido Autonomista (0,12%), quedaron fuera de carrera al no conseguir el 1,5% por ciento de los votos que exige la ley para presentarse en los comicios de octubre. Se registró además un 3,08% de votos en blanco.

Cristina Kirchner, desde Río Gallegos, en Santa Cruz, donde votó, grabó un mensaje en el que agradeció “a todos aquellos que apoyaron y creyeron en esta propuesta”. “Así como estamos, no estamos bien ni tranquilos. Creo que, en gran parte, los argentinos hemos dejado de ser felices porque son demasiado grandes las dificultades y tensiones”, agregó la ex presidenta.

El resultado rompió no solo con lo que anticipaban las encuestas, sino también con los pronósticos del Gobierno y del Frente de Todos, al dejar ubicado a Fernández con un porcentaje de votos que, de repetirse en octubre, le daría el triunfo en primera vuelta. Desde temprano, el Frente de Todos (a partir sólo de sondeos propios), había anunciado que la fórmula presidencial de Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner se imponía en las elecciones PASO.

La amplitud del resultado conseguido por Fernández se sustentó, principalmente, en los guarismos que obtuvo en la provincia de Buenos Aires, donde su impuso con el 50,56 por ciento de los votos, frente al 30,01 de Juntos por el Cambio, que postula a Mauricio Macri. En tanto, en Córdoba, Macri logró triunfar con el 48,18 % contra el 30.39 % de Fernández, y mantuvo así su supremacía en la provincia meditarránea. En cambio, en Santa Fe, Fernández se alzó con una victoria contundente, al sumar el 43,71% frente al 33,78 % del Presidente.

El otro distrito que apoyó ampliamente al jefe del Estado fue la ciudad de Buenos Aires, que le ortorgó el triunfo por el 44,55 % de los sufragios frente al 33,17 % de Fernández. Pero en Mendoza, donde gobierna su aliado radical Alfredo Cornejo, Macri fue derrotado por Fernández por una diferencia de 40,46 % a 37,34 % de los votos. El ministro del Interior, Rogelio Figerio, había dicho en conferencia de prensa que la participación en las PASO 2019 fue más alta que en 2015, ya que este año la cifra llegó al 75 %, mientras que en las primarias presidenciales de hace cuatro años había alcanzado el 72,4% de los votantes.