ELECCIONES- DEBATE

21-10-19

Alberto Fernández cruzó al presidente Macri y aseguró que pondrá al país “de pie”

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, embistió duramente hoy al Presidente Mauricio Macri durante el debate previo a las elecciones del próximo domingo y prometió que si llega al poder "pondrá a la Argentina de pie", además de atribuirle al oficialista Juntos por el Cambio "quedarse en la grieta".

Fernández se quejó, en primer lugar, de que en la semana transcurrida entre las dos ediciones del debate “le dedicamos mucho tiempo a mi (dedo) índice, que marca errores y señala inconductas”, por lo que pidió “dedicarse a otros indices” como los de “desocupación, inflación y pobreza” en el país. Durante su segmento de presentación en el debate presidencial, que se realizó en la Facultad de Derecho de la UBA, Fernández expresó: “Sabemos lo que es un Estado de Derecho, y que un presidente no se debe involucrar en la Justicia ni firmar decretos que favorezcan a sus hermanos”.

Además de Macri, Fernández compartió el debate con los postulantes Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Nos) y José Luis Espert (Despertar). Esta segunda edición tuvo cuatro ejes temáticos: “Seguridad”, “Empleo, producción e infraestructura”, “Federalismo, calidad institucional y rol del Estado” y “Desarrollo social, medio ambiente y vivienda”.

“Gracias a Dios no nos parecemos en nada, Presidente”, expresó Fernández en una de sus intervenciones, para luego plantear que “el problema de la seguridad está directamente vinculado a las desigualdades de una sociedad”, un fenómeno que, dijo, “cuesta entender” pero significa que “Argentina ha generado una gran desigualdad en estos últimos años”. Al respecto, anunció: “Vamos a reconstruir el control social, y el modo es generando más igualdad. Al que delinque hay que castigarlo, y en eso la Justicia debe ser implacable”. Por eso anticipó que buscará “crear un Consejo de Seguridad”.

Además, el postulante del peronismo sostuvo en otra de sus interpelaciones al Presidente que “el año pasado hubo 3.262 personas asesinadas”, razón por la que “no creo que sus familias se hayan sentido protegidas por usted”. “Tenemos que ser serios, Presidente. El presupuesto de seguridad en relación al de 2015 cayó en términos reales un 38%”, apuntó. Durante el bloque de “Empleo”, Fernández acusó a Macri de “uberizar la economía”, en referencia al modelo de transporte de pasajeros ejercido por particulares, a través de un “sistema por el cual el empleador se quita obligaciones y el que trabaja pierde derechos”.

“Argentina hoy tiene la tasa de desempleo más alta de los últimos trece años”, dijo, y señaló que “tenemos un presidente que piensa que el trabajo es un costo, ha cerrado el ministerio y ha dejado que el desempleo ocurra, porque siempre pensó que ls empleados pueden reconvertirse en emprendedores”. Además, Fernández, quien fue jefe de Gabinete del kirchnerismo desde 2003 hasta 2008, recordó que “cuando tuvo diferencias” con aquel gobierno “renunció” y “se fue a su casa”, a la vez que comparó que “no es la suerte” de Macri, a quien, dijo, “el día que deje el gobierno lo esperan más de 100 causas” judiciales.

Al responder a una acusación de Macri sobre las causas de presunta corrupción del kirchnerismo, Fernández le preguntó al mandatario si “no vio la corrupción de la obra pública en el clan Macri”, tras lo cual le espetó el presunto rol de su fallecido padre, Franco, y le pidió “hablar en serio” porque, dijo, “a mí no me va a correr”. “Usted después nos contó, cuando su padre murió, que su padre era el responsable” de supuestos actos ilegales, señaló Fernández.

En esa línea, el postulante del Frente de Todos se comprometió a “terminar con los empresarios que llegan al gobierno y desde allí hacen negocios para sus empresas”, a la vez que aseguró que impulsará un “país federal que permita que el que nace en cualquier latitud pueda crecer, desarrollarse y trabajar en el mismo lugar donde ha nacido”. Durante el bloque sobre “Federalismo, calidad institucional y rol del Estado”, Fernández advirtió que “se deterioró la ciudad institucional” porque Macri “vino diciendo que la iba a mejorar, pero lo primero que hizo fue proponer dos jueces a la Corte (Suprema) por decreto, designó jueces a su antojo, persiguió a otros jueces y vació una cámara federal”.

Además, acusó al mandatario de “exigirle a los dueños de medios que sigan encubriendo todos sus errores”. En otro tramo, prometió que se ocupará de que “el hambre se termine”, a la vez que anunció la creación de un Ministerio de la Vivienda para brindar soluciones habitacionales a los sectores vulnerables. “Cuando usted termine su mandato -le dijo a Macri-, la Argentina va a tener un 40% de pobres. Hay tres millones y medio de argentinos que cayeron en la indigencia y no tienen las condiciones mínimas de vivir dignamente”.

Por otro lado, Fernández le pidió a Macri que “se ocupe seriamente de la calidad institucional” porque, dijo, “los argentinos quisiéramos saber qué ocurrió con los parques eólicos, cómo fue que su hermano (en referencia a Gianfranco Macri) terminó blanqueando dinero cuando la ley se lo prohibía, y qué va a hacer con el Correo”, en referencia a la empresa postal. En otro de sus cuestionamientos, el postulante kirchnerista planteó que Macri “parece que se acordó del problema de la vivienda en estos últimos cinco minutos”, porque, indicó, “el presupuesto de vivienda desde 2015 hasta hoy se redujo sensiblemente”.

En tanto, añadió que “los créditos Procrear se redujeron un 81%” y “los créditos UVA iban a ser una solución y hoy son un drama para miles de familias”. Sobre el cierre, después de citar la canción “Como la Cigarra” de María Elena Walsh y trazar un paralelismo con la situación del país, Fernández aseguró que “pondrá a Argentina de pie” y le atribuyó a Juntos por el Cambio “quedarse en la grieta”. Durante el cierre, Fernández recordó que después de las sucesivas crisis del país “un día llegamos con Néstor y Cristina (Kirchner) y pusimos a la Argentina de pie. Argentina puede crecer y nos merecemos el país que todos soñamos”, concluyó.